viernes, 24 de junio de 2011

martes, 12 de abril de 2011

Ruta La Viña

Ruta de la Viña


Descripción de la ruta por Angel Fernandez Ortega, conocido por sus artículos en la Nueva España.
En los tiempos actuales la actividad senderista motiva a muchísimas personas que habitualmente caminan placenteramente por el concejo de Belmonte, integrándose en su entorno y con el ánimo de descubrir, conocer y valorar de una manera lúdica, la relación del medio rural y su considerable patrimonio paisajístico, histórico y etnográfico. Tenemos la convicción que estos valores y el tiempo de ocio, van ligados íntimamente a una estrategia turística que ayuda a revitalizar esta comarca, que soporta el declive demográfico, como sucede en cualquier otro lugar de la geografía rural asturiana. A lo largo de sus múltiples caminos tradicionales, caminar a lo largo de su red senderista, sin duda nos resulta muy ameno y gratificante.
La Ruta de La Viña que aquí proponemos es cómo de andar en cualquier época del año, y cumple con los objetivos básicos del senderismo, ya que a lo largo de la misma se van sucediendo los ecosistemas singulares de un paisaje único y exclusivo que está disperso en un triángulo geométrico cuyos vértices se localizan en las aldeas de Silviella, Lleiguarda y Beyu.
La marcha, que es de manera circular, tiene su inicio en el pueblo de Silviella (145m) localizado en el punto kilométrico 3 de la carretera AS-227. Posee un buen aparcamiento donde se puede estacionar el vehículo. Después nos adentraremos en su trama de caleyas recorriendo sus diferentes barrios que está jalonados de edificaciones que conservan el estilo arquitectónico popular del occidente asturiano. Se entremezclan con un buen número de hórreos y paneras y las diversas casonas que aún se mantienen en pie, indican la importancia que tuvo en la Edad Moderna, prolongándose hasta la tercera década del siglo XIX. Silviella ostentó hasta 1.843 la capitalidad de Miranda la Baja, también contó con cárcel y aún conserva el edificio consistorial.
Finalizamos el repaso histórico yéndonos al borde oriental del pueblo para cruzar con precaución la carretera AS-227. Vamos directos hacia la entrada del camino real que asciende hacia Lleiguarda. Fue camino sacramental porque por el mismo, subían las comitivas funerarias hacia el cementerio parroquial ubicado en este pueblo. Pronto nos apoderamos de su amplia traza, empedrada en buena parte de su recorrido, que asciende roturando una zona, denominada Casar, donde se supone el emplazamiento de un poblado romano. Después acometemos un nuevo repecho por una zona de fincas escalonadas que hasta hace unos años estaban sembradas de viñedos. Mientras profundizamos con el ascenso, aparece por la margen izquierda un montículo conocido como Corona o Castro de Corona donde se intuyen sus grandes fosos defensivos.
Prosiguiendo con la ruta, muy pronto nos situamos en el altiplano del pueblo de Lleiguarda, por encima del cual se eleva el pico Couriu (1.019m.) que luce en su cima un vértice geodésico y una antena de comunicación. En su entorno se conservan las huellas de una explotación aurífera romanas.
El camino tradicional enlaza con la pista que comunica al caserío de La Viña. La seguimos con rumbo a la izquierda hasta el siguiente crucero de Beyu. Soslayamos este desvío y vamos directamente hasta la iglesia parroquial de San Martín que se eleva sobre un otero desde el cual se puede contemplar todo el pueblo. Lleiguarda (400m.) -2,3 km. en 1 h. y 15 min. de marcha- fue en la antigüedad capital eclesiástica de Miranda la Baja y su iglesia, que data originariamente del siglo XV, conserva la portada principal de medio punto con grandes dovelas y alfiz. Son también interesantes las pinturas que se aprecian en su cubierta interior. Un paseo por el pueblo nos permite admirar las construcciones de tipología muy popular, el antiguo palomar, así como el vetusto palacio de la condesa de Mora, originario del siglo XVI.
Hemos de retornar al crucero anterior para tomar contacto con el camino que nos va a conducir a Beyu. Lo llevamos a cabo descendiendo ligeramente por la ladera del Couríu y asomados a los paisajes del río Pigüeña, por encima del cual circula la traza del camino real de La Mesa. La montaña de Vió y el lugar de Lodos, antiguo "Lotus", visionados desde aquí perfectamente, son dos de sus hitos más relevantes. El viejo camino nos va aproximando a Beyu que ya asoma en la última revuelta, en un lugar jalonado de laureles. Pronto alcanzamos este asentamiento (260 m.) -4 Km. en 1 h. y 45 min.- posee un inestimable catálogo de elementos etnográficos e históricos. De los primeros resaltan los diferentes molinos escalonados a lo largo del arroyo la Xuga, una antiquísima fuente de buenas aguas y los establos y hórreos distribuidos por sus caleyas. Referente a los elementos históricos resalta la casona de los Riballo y su torre, todo ello en estado de abandono. Cercana a la misma se encuentra la capilla de San Juan Bautista y en borde superior del pueblo localizamos el palacio de los Beyu del siglo XVII. Fue construido a expensas de Alonso de Beyu, procedente de una familia de escribanos.
Muy cerca de esta casona discurre la carretera local que comunica a Silviella con el Alto de Brueva y con los pueblos asentados en la ladera occidental de la sierra de Begega. hacia ella nos dirigimos variando el rumbo al sur. Proseguimos con la andadura con un precipitado descenso a la sombra de un tupido bosque que nos abandonará hasta las cercanías de Silviella. El siguiente trecho que nos resta para finalizar, discurre por terreno abierto hasta alcanzar la carretera AS-227, justamente en el lugar de inicio de esta ruta senderista, que nos ha proporcionado la evidencia de cómo la historia ha dejado su huella arqueológica y humana en esta rincón de la geografía de Belmonte.

Pendones - Vega Baxu

Pendones - Vega Baxu

Descripción de la ruta.

Cascada del Tabayón

Cascada del Tabayón

Descripción de la ruta.

Orlé-Majada de Melordaña

Ruta Mayada de Melordaña

Ruta del Castañeru Montes. SL.AS-112

Castañeru Montes

Descripción de la ruta.

martes, 5 de abril de 2011